El Monumento al Holocausto


Así es como se conoce coloquialmente al Monumento a los judíos de Europa asesinados. A mi modo de ver mucho menos discriminatorio el primer término ya que los miles o millones de gitanos, prisioneros políticos y gentes de diversas nacionalidades que murieron a manos de la alemania nazi, también tienen derecho a ser recordados con este memorial.

Campos de concentración, historias particulares sobre el exterminio, tensiones políticas, muros, guerra, etc… Hace ya muchos años que este “tema” había despertado en mi un gran interés, pero gracias a la estancia en Berlín he podido desenredar nudos que los libros, las películas o los documentales eran incapaces de deshacer. No hay nada como vivir una Historia, con mayúsculas, desde dentro para entender su intríngulis. Lugares, historias y en definitiva una sociedad que como las piezas de un puzzle encajan para que entendamos un poco mejor qué sucedió realmente.

Y precisamente el Monumento al Holocausto es una de esas piezas que te sitúan dentro de esta gran Historia. Diseñado por el arquitecto Peter Einsenman el memorial consiste básicamente en una gran explanada de suelo irregular, en el puritito centro de la capital alemana, repleta de bloques de hormigón de diversos tamaños.
Las opiniones como os podéis imaginar son de todo tipo; ¿cómo plantan estos “bichos” a lado de la Puerta?, ¿Y esto exactamente que quiere decir?, ¿dónde está la placa que explica esto?, qué cosa más sosa de monumento, o el típico… esto también lo sé hacer yo. Pero por supuesto debemos ir un poco más allá y vivir el memorial, al igual que lo que simboliza, desde dentro.

El hecho de que no encontremos ninguna inscripción que explique su significado fue una petición expresa de Herr Einsenman. El arquitecto estadounidense, y de origen judío, consideró imposible y poco razonable aglutinar en una sóla explicación las miles de historias diferentes que dejó el exterminio a su paso. Su idea al diseñar el monumento consistió precisamente en que cada visitante viviera la experiencia de una forma personal, sin guiarse por ningún tipo de reglas, sólo sientiendo.

Desde mi punto de vista su decisión fue totalmente acertada y puedo deciros que en mi caso fue un fluir de sensaciones desde que entré hasta que abandoné el monumento. Es como entrar a un laberinto en el que no encuentras la salida. Los caminos entre los bloques te obligan a desfilar en hilera, lo que te produce un sentimiento de alienación y al menos en mi caso me recuerda a todas esas víctimas que caminaban hacia el campo de concentración sin salida, perdidos. El tamaño de los bloques, que al igual que el muro no te permiten ver lo que sucede al otro lado, te aislan y te impiden ver “que te espera a la vuelta de la esquina”. Por supuesto el suelo irregular, con subidas y bajadas constantes, contribuyen a que la necesidad de huir aumente.

La de-formación profesional hace que me enrrolle como las persianas y me dilate en la escritura más de lo que debiera, pero apelando a vuestro interés por el Memorial, quiero haceros una última reseña a cerca de la situación de éste. Seguramente ésta fue una de las cosas que más llamó mi atención. El hecho de que un terreno de la extensión del monumento y localizado a escasos pasos de la Puerta de Brandenburgo se dediqué precisamente a subrayar el “gran error” cometido por los alemanes constituye un claro mensaje para la sociedad: “El exterminio llevado a cabo por nuestro pueblo es una parte “central” de nuestra historia y debemos tenerlo muy presente, no sólo por sus víctimas sino para que algo semejante NUNCA vuleva a suceder”. Sin duda, un acto de humildad y valentía que los honra.

Si os acercáis por Berlín no dudéis en visitar el monumento y comentarnos vuesta opinión.

6 Response to "El Monumento al Holocausto"

  1. ¡Perfecto absolutamente perfecto!. No lo habrías podido explicar mejor, tendrían que hacer una inscripción con tus palabras para orientación de los visitantes.

    Silvia says:

    estoy de acuerdo! genial! una vez mas, gracias por esta entrada!!

    primy says:

    no entiendo porque no te dedicaste a hacer estas cosas, la verdad fon que te explicas de una manera brutal, cada vez que leo algo de este blog, consigues que me quede completamente embobao.... 1besin enorme y gracias otra vez!!!

    Primiiii muchas gracias por los piropos..que Fon escribe genial pero la entrada del Monumento ye mía ;))
    Igual es buena idea firmar los textos porque sino aparecen todos a nombre de Fon!!
    Fon escribió el post de Sachsenhausen(todo un acierto) y el resto de parrafadas son mías..En cualquier caso, lo haya escrito Fon o yo, nos alegramos mucho de que disfrutéis leyendo el blog!!
    Besos a todosssssssss

    borjabor says:

    excelente documento!!

    alvaro says:

    Seguis por estos lares o ya os repatriasties?? Nosotros somos de asturias y tambien estamos en berlin...ya 6 anhos....

Publicar un comentario

Powered by Blogger